EL DISCO DURO DE ADN, CASI UNA REALIDAD

La idea de almacenar información aprovechando la capacidad de codificación del ADN es casi tan antigua como el conocimiento de esta molécula biológica. En los últimos años se han ido resolviendo los problemas prácticos que plantean el almacenamiento de datos sin errores y su posterior descodificación, convirtiendo lo que era ciencia ficción en una tecnología real.

El pasado año, un equipo de investigadores aplicó un algoritmo diseñado para transmitir vídeo en streaming a la codificación de información en ADN, obteniendo una técnica llamada DNA Fountain que es capaz de almacenar 215 petabytes de datos en solo un gramo de material biológico. Gigantes tecnológicos como Microsoft se están volcando en esta tecnología, pero también un puñado de startups; una de ellas, Catalog, anunció en 2018 que este año lanzará el primer servicio comercial de almacenamiento de datos en ADN.

Post Relacionados

Leave a Comment